jueves, 20 de mayo de 2010

HUARAZ: ANTESALA DE LOS ANDES



Huaraz es la capital del departamento de Ancash, su altitud es de 3,080 metros sobre el nivel del mar y es una de las ciudades más importantes de los Andes. Conocida también como “la muy generosa Ciudad de Huaraz”, por su sacrificado y decidido apoyo a la causa de la Independencia de América, hoy la ciudad se proyecta en un sostenido desarrollo comercial y turístico, pues concentra el mayor porcentaje de la infraestructura turística de la zona. Antesala de los Andes, todos los grupos de alpinistas y senderistas comienzan su aventura aquí, es lugar de encuentro entre viajeros que están de paso o de los que sin embargo prefieren quedarse para comprender mejor la esencia de Latinoamérica.
Recuerdo Huaraz como una moderna ciudad con calles y avenidas amplias, plazas y parques que le dan un aspecto de urbe moderna y cómoda; los mercados, el bullicio del transito de carros, de personas y jaurías de perros, los puestos callejeros. Desde todos los puntos de la ciudad se puede apreciar la Cordillera Blanca con sus imponentes nevados tropicales.
Juan Chinchey o “Juanchito” como le salíamos llamar, acaba de llegar. Su aspecto no ha cambiado en tres años. Su sonrisa delata su ilusión por volver a las montañas. Lo recuerdo por sus sopas de calabaza y por la cordialidad con la que nos recibía a cada llegada, con mate de coca y maíz tostado. Siempre dispuesto a conversar. Será nuestro cocinero también en esta expedición. Llegamos hace unas horas tras dos días de viaje ininterrumpido. Después de un breve paseo en la lúgubre ciudad de Lima nos subimos en un autobús que tras alcanzar en ruta la considerable altura de 4000m nos dejará en la ciudad de Huaraz. Esto marcara la primera fase de nuestra aclimatación, los primeros síntomas de la hipoxia se hacen notar pero el desfase horario nos permite descansar bien.
Es ahora cuando comienza nuestra aventura. Comienzan los preparativos, la compra de provisiones, la puesta a punto del material y la definición de la logística. El proyecto comenzó mucho antes de llegar a Huaraz y ahora continúa aquí sobre el terreno, lejos de casa. La aventura ya comenzó un año atrás cuando elegimos las montañas de los Andes como objetivo deportivo dentro de nuestra formación. Ahora, caminando por las calles de Huaraz nos damos cuenta de que ese momento ha llegado pero todavía queda mucho camino por recorrer. Kilómetros de pistas de tierra que dan acceso a las quebradas, aproximaciones, pollo a la brasa y muchas noches de estrellas hasta encontrarnos escalando en el largo de alguna vía todavía por definir.